La primera impresión

Una buena primera impresión le ayuda a construir una relación de confianza y la base para crear una relación comercial a largo plazo. Aquello que se entiende como buen comportamiento puede ser muy distinto de una cultura a otra; por ejemplo, en lo relativo a la charla superficial, al lenguaje corporal o al “dress code”. Le enseñaremos cómo puede causar una buena impresión en Alemania.

Saludo y tratamiento

En la vida empresarial, a menudo se encontrará con gente nueva ya sea en un nuevo departamento, en reuniones con clientes o en conferencias. En Alemania se le concede una gran importancia al saludo y al tratamiento correctos.

Saludo

En la vida empresarial hay una regla básica que consiste en saludar primero a las personas que tengan un rango superior al suyo. Entre ellos, además de los clientes, se hallan también los superiores o los colegas con mayor antigüedad. Según el momento del día, puede saludar con un amable y bien audible “Buenos días” (“Guten Morgen” o “Guten Tag”) o “Buenas tardes” (“Guten Abend”). Si se encuentra con sus jefes o sus colegas de camino al trabajo o en los pasillos de su empresa y estos le saludan, devuélvales siempre el saludo. En Alemania, no hacerlo sería muy maleducado. Tampoco se muestre receloso y mire siempre a su interlocutor con amabilidad a los ojos. Esto no se considera molesto, sino que denota su atención.

En Alemania, a menudo se saluda con un apretón de manos. Si le tienden la mano, responda al ofrecimiento con un apretón breve y firme con la mano derecha. Cuide su lenguaje corporal y, por ejemplo, no meta su mano izquierda en el bolsillo del pantalón.

El primer contacto

Cuando se encuentra con alguien por primera vez, preséntese brevemente diciendo su nombre y apellido. De esta forma, la otra persona se presentará de la misma manera. Para que la charla sea más sencilla, también puede mencionar a su interlocutor su puesto en la empresa. De esta forma surge la oportunidad de entablar una conversación y conocerse algo mejor. En Alemania, por lo general, en la vida empresarial se habla siempre de usted.

Cuando participe en una reunión o una negociación, salude siempre a todos los participantes presentes al entrar en la sala donde tenga lugar el evento. Por otro lado, por ejemplo, en el trato con clientes, es de mala educación ponerse de pie para saludar cuando entre otro participante.

Si lleva consigo a un nuevo colega a la reunión o a la cita de negocios, realice las presentaciones para facilitar la incorporación de dicho colega. Mencione el nombre completo (nombre y apellido) y, dado el caso, el título académico o la posición en la empresa de esta persona.

 

 

Lenguaje corporal

Su lenguaje corporal dice mucho de usted: cómo se encuentra, si está interesado, cansado... Según la cultura, los gestos y las posturas pueden tener diversos significados.

Mientras que en algunas culturas (empresariales) la cercanía corporal puede denotar simpatía y pertenencia, en la vida empresarial alemana se le otorga un gran valor a la distancia corporal. Así, sus interlocutores apreciarán que mantenga una distancia de más o menos un brazo de longitud. Trátelos con respeto y educación. Su lenguaje corporal puede expresar esto muy fácilmente: una expresión amable de la cara, una posición corporal correcta y bien orientada y el contacto visual denotarán su interés. En cambio, se considerará una señal de descortesía evitar el contacto visual durante una charla o conversación o estar continuamente mirando el móvil, la tableta u otros documentos.

Dresscode

Una apariencia cuidada y un estilo de vestir adecuado a su situación laboral contribuyen enormemente a causar una buena primera impresión. A menudo, su apariencia y su ropa son lo primero en lo que los demás se fijan de usted.

La entrevista de presentación y el primer día en una empresa

Puede preguntar a su empleador sobre el dress code para su charla de presentación o su primer día en un nuevo trabajo o consultar la página web de la empresa para hacerse una idea a partir de las fotos del resto de los empleados. En la vida empresarial alemana, especialmente en las negociaciones comerciales, las comidas de negocios o las ocasiones formales como puede ser el caso de una entrevista de presentación, donde por lo general, se prefiere un estilo conservador. La seriedad se refleja también en su ropa.

Vestimenta de negocios para hombres y mujeres

En Alemania, en las ocasiones formales como puede ser una entrevista de presentación, el traje es el atuendo preferido. El color debe ser discreto. Los trajes para hombre suelen ser preferiblemente color azul o gris oscuro o, incluso, marrón. Combinados con una camisa clara y una corbata, su vestimenta puede darle un buen toque individual. Sin embargo, debe evitar las corbatas con dibujos de Papá Noel o motivos similares. De la misma forma, sus calcetines deben combinar con su traje y sus zapatos.

El dress code para mujeres se compone por lo general de un vestido o un traje de chaqueta y pantalón. A la hora de elegir un atuendo, prescinda de los colores demasiado chillones y de las combinaciones estridentes. Con unos zapatos adecuados de un color que combine con su traje, completará su atuendo a la perfección. Tanto las mujeres como los hombres deben llevar zapatos cerrados. En el caso de las mujeres hay que tener en cuenta que el tacón no sea demasiado alto (no más de 6 cm).

Los atuendos de negocios que dejen al descubierto demasiada piel no suelen ser adecuados para el día a día laboral. En el caso concreto de las mujeres esto significa que no se deben llevar blusas ni tops con escotes amplios o que dejen los hombros al descubierto. Las faldas tampoco deben ser demasiado cortas y deben cubrir al menos hasta un palmo por encima de la rodilla. Si se decide por un vestido o una falda, lleve además unas medias, y si desea ir a lo seguro, lleve siempre otro par de repuesto. Los hombres deben asegurarse de llevar pantalones y calcetines largos que no permitan que se vean sus piernas ni siquiera al sentarse. Además, las camisas se deben llevar completamente abotonadas. Si utiliza ropa de buen corte y buena calidad no solo se sentirá bien con ella puesta, sino que también realzará su aprecio por la empresa, sus superiores y sus clientes.

Consejos

Pregunte también a amigos y conocidos que trabajen en su mismo sector en Alemania. No en todos sitios se espera que se mantenga siempre una apariencia formal de negocios. El estilo correcto a la hora de vestir puede variar de un sector a otro. Por ejemplo, en una obra de construcción se espera que se vista de una forma distinta a la que sería adecuada en el sector creativo o financiero. Durante los primeros días en la empresa, observe a su alrededor y pregúntese si existen reglas no escritas, como por ejemplo, el “Casual Friday” o “ viernes informal” en el que es posible cambiar los trajes por ropa más informal de tiempo libre.

Información disponible en el portal

Realice aquí su búsqueda de puestos vacantes

Cree una empresa en Alemania

Consejos que le ayudarán a adaptarse