Impuestos

En Alemania, el impuesto más importante de un empleado es el impuesto sobre la renta. Podrá familiarizarse con él, a más tardar, al recibir su primera nómina u hoja de pagos. Le explicaremos cómo deberá calcular el importe de su Declaración de la renta y si, dado el caso, se le devolverá una parte de los impuestos retenidos durante el año.

Steuern - Ratgeber - Arbeiten

¿Quién realiza el ingreso de los impuestos?

Se paga el impuesto sobre la renta sobre todos los ingresos obtenidos a lo largo del año natural. En su caso probablemente se tratará sobre todo de rendimientos del trabajo por cuenta ajena. En caso de que trabaje usted como empleado de una empresa, en un principio no necesitará ocuparse del devengo del impuesto sobre la renta. Eso es así, ya que su empleador automáticamente le deducirá cada mes el impuesto sobre la renta debido –en forma de impuesto sobre la masa salarial– de su salario bruto y lo transferirá en su nombre a la agencia tributaria. Además, su empleador también transferirá a la agencia tributaria el complemento de solidaridad, así como el impuesto eclesiástico en caso de que sea usted miembro de una comunidad religiosa recaudadora de este impuesto. Previamente además, su empleador también le habrá deducido de su salario y transferido en su nombre el pago de los seguros de enfermedad, de dependencia, de jubilación y de desempleo. Mediante su nómina mensual podrá comprobar la cantidad transferida por su empleador, así como el montante de su salario neto.

¿Cuánto supone el impuesto sobre la renta?

Para todos los ciudadanos y ciudadanas de Alemania existe una sistema de cobertura básica. Por debajo de esta cantidad, sus ingresos no tendrán la consideración de imponibles.  A partir de 2016 la cantidad es 8.652 euros. Para personas casadas o con pareja de hecho oficial son 17.304 euros. En la medida en que los ingresos se sitúen por encima de las cantidades mencionadas, serán imponibles a efectos del impuesto sobre la renta. Los tipos impositivos se sitúan entre el 14 y el 42 por ciento. Cuanto más altos sean ingresos imponibles, más alta será la cuota impositiva. El tipo impositivo máximo del 42 por ciento únicamente lo pagan las personas no casadas ni con pareja que dispongan de unos ingresos imponibles superiores a 254.447 euros anuales. Para personas casadas o con pareja, el tipo impositivo máximo será aplicable a partir de un ingreso de 508.894 euros.

Reducciones fiscales de tipo familiar y para familias monoparentales

La cuota a pagar por el impuesto sobre la renta no solo se rige por los ingresos. A la hora de determinar la renta imponible, también se tiene en cuenta la situación familiar. Los contribuyentes quedan asignados a diferentes categorías de tributación para que estos condicionantes no queden relegados a la finalización del ejercicio impositivo, sino que se puedan tener en cuenta durante el mes en curso.

Grupo de tributación 1: en caso de que usted sea soltero y no le corresponda el importe de ayuda para la carga extraordinaria que soportan las familias monoparentales, quedará usted incluido en el grupo de tributación 1. Lo mismo será de aplicación para cónyuges o parejas hecho en régimen de separación o para divorciados.

Grupo de tributación 2: a este grupo quedan asignadas aquellas personas a las que les corresponda el importe de ayuda para la carga extraordinaria que soportan las familias monoparentales.

Grupo de tributación 3: los trabajadores y trabajadoras casados o con pareja, de manera oficial, podrán elegir este grupo de tributación, siempre que uno de los cónyuges o convivientes no trabaje o sea receptor de ingresos sensiblemente más reducidos. En este caso, el otro cónyuge o conviviente queda incluido en el grupo de tributación 5.

Grupo de tributación 4: en caso de que ambos cónyuges o convivientes tengan aproximadamente los mismos ingresos, este será el grupo de tributación combinado más ventajoso.

Grupo de tributación 4 con factor: los trabajadores y trabajadoras casados o con pareja, oficialmente podrán solicitar anualmente la inclusión de un determinado factor. Este factor tiene en cuenta el impuesto sobre la renta conjunto que previsiblemente deba ser satisfecho tras la aplicación del procedimiento de fraccionamiento. La deducción mensual de masa salarial en virtud del impuesto sobre la renta coincidirá en ese caso aproximadamente con la cantidad previsiblemente debida del impuesto anual de los cónyuges o convivientes.

Grupo de tributación 5: en este grupo de tributación se incluyen a los trabajadores y trabajadoras casados o con pareja de manera oficial, cuyo cónyuge o conviviente quedan incluido en el grupo de tributación 3.

Grupo de tributación 6: dirigido a aquellos sujetos pasivos que mantengan una segunda o sucesiva relación laboral.

La declaración de la renta

Una vez finalizado el año natural, usted podrá solicitar la verificación de un eventual pago excesivo en concepto de impuesto sobre la renta. Para ello deberá entregar su Declaración de la renta en la agencia tributaria. En virtud de los datos que usted aporta sobre los ingresos que realmente ha percibido y los cargos que ha soportado, la autoridad tributaria podrá verificar si le corresponde un reembolso. Por lo general, merece la pena rellenar el formulario de la declaración de impuestos. Según datos de la Oficina Federal de Estadística, a nueve de cada diez contribuyentes la declaración les salía a devolver. El rembolso medio fue de casi 900 euros.

Así se hace la declaración de la renta

Los formularios para la declaración de impuestos están a su disposición en la agencia tributaria. También los puede descargar e imprimir desde la página web de aquella. Asimismo dispone usted de la posibilidad de entregar su declaración de impuestos por internet, a través de la dirección www.elster.de. En caso de que usted sea sujeto pasivo a efectos de la Declaración de la renta, por ejemplo por haber seleccionado la combinación tributaria III y V (3 y 5) o haber recibido percepciones sujetas al principio de progresividad (por ejemplo prestaciones en metálico del seguro de enfermedad, del seguro de desempleo o subsidio parental) por un valor superior a 410 euros, deberá dar curso a su declaración antes de que finalice el mes de mayo del año siguiente al ejercicio correspondiente. En la declaración de impuestos deberá indicar cuánto dinero ha ganado durante el ejercicio anterior y que cantidades ha transferido su empleador en su nombre a la agencia tributaria en concepto de impuesto sobre la masa salarial, complemento de solidaridad e impuesto eclesiástico en su caso. Su empleador le comunicará estos datos regularmente tras la finalización del año natural, mediante una liquidación específica (un documento impreso del certificado electrónico del impuesto devengado por sus salarios percibidos). A continuación deberá pasar estos datos a su Declaración de la renta.

Existen gastos que pueden disminuir la carga impositiva. También estos hay que incluirlos en la Declaración de la renta. Entre ellos se encuentran por ejemplo:

  • los gastos ocasionados por una mudanza realizada por motivos profesionales, incluso desde el extranjero
  • los gastos ocasionados para la solicitud de puestos de empleo, también si son desde el extranjero
  • los costes de desplazamiento al trabajo
  • los costes de planes de pensiones privados

En muchos casos resulta importante acreditar los gastos mediante copias de los correspondientes documentos acreditativos y que los gastos declarados hayan tenido lugar entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del ejercicio en curso. En caso de que inicie una actividad que sea imponible en Alemania y ya durante el ejercicio anterior haya incurrido en gastos imputables a esta actividad, podrá hacerlos valer a efectos de una reducción fiscal. Para ello deberá también presentar una declaración de impuestos para el ejercicio precedente. La reducción fiscal será efectiva en el ejercicio durante el cual haya obtenido rentas en Alemania.

¿Hacerla usted mismo o hacer uso de los servicios de un especialista en la materia?

Cabe la posibilidad de que prefiera contratar a un asesor fiscal o a una asociación de asesoramiento fiscal para hacer su Declaración de la renta. Es cierto que hacer uso de los servicios de un especialista en materia tributaria o de una sociedad de asesoramiento fiscal conlleva costes, pero puede ser de gran ayuda en supuestos de ingresos que sean más complejos.

En caso de que prefiera ocuparse usted mismo de su declaración de impuestos, tiene a su disposición la ayuda ofrecida por la agencia tributaria, así como la función de asistencia y respuesta a preguntas frecuentes de la página de internet de Elster. Elster es un formulario electrónico mediante el cual puede remitir su declaración de impuestos por internet a la agencia tributaria. Para obtener un asesoramiento en mayor profundidad, podrá dirigirse también a una sociedad de asesoramiento fiscal. Por un precio relativamente moderado, estas sociedades le asisten o directamente confeccionan por usted su declaración de impuestos. Otra posibilidad consiste en comprar un programa informático para su PC. Este tipo de programas ofrecen una guía a través de la realización de la declaración de impuestos y finalmente remiten la declaración resultante a la agencia tributaria.

Olesia, de Rusia
Hacer la declaración de la renta me supuso un problema. Al principio, por ejemplo, no me preocupé de recoger y guardar todas las nóminas ni otros recibos importantes. En parte, también tenía problemas para entender los términos técnicos en alemán y para escribir los datos correctos. Mis amigos, sobre todo, me ayudaron mucho a rellenar los formularios. El software gratuito ELSTER también me sirvió de mucho, ya que ahí también hay vídeos explicativos sobre cada uno de los pasos, por ejemplo. Al final, con un poco de práctica, hacer la declaración de la renta no supuso un gran desafío.

Guía completa "Trabajo en Alemania"

Download (PDF 3748 KB)

Información disponible en el portal

Aquí estará quíntuplemente asegurado contra los mayores riesgos

Consejos que le ayudarán a adaptarse

Le mostramos dónde podrá dejar su dinero en buenas manos

Información en la red