Las compras

En las tiendas alemanas podrá encontrar todo lo que desee. Desde alimentos frescos de origen local en los mercados, pasando por artículos del hogar de uso diario y a buen precio, hasta artículos de lujo “made in Germany”. A continuación le explicaremos los horarios de apertura de los comercios y le daremos algunos consejos respecto al pago de las compras.

Opciones para las compras

Las ciudades alemanas disponen de una gran oferta en lo referente a compras.

Tiendas: para satisfacer las necesidades cotidianas existen supermercados y pequeñas tiendas como por ejemplo panaderías y carnicerías en las zonas residenciales. Para comprar ropa de moda, artículos del hogar y electrodomésticos, muchos alemanes se desplazan al centro urbano, donde se encuentran las calles comerciales con mayor oferta. Las grandes superficies, tiendas de muebles y de electrodomésticos o centros comerciales se encuentran a menudo en las afueras de la ciudad y disponen de grandes zonas de aparcamiento, así como de buenas conexiones mediante líneas de autobús o de tren. Tanto dentro de la ciudad como en las afueras, encontraremos supermercados dedicados a la alimentación y a todo tipo de artículos de uso diario.

Yaa, de Ghana
Tras pasar algunos meses en Alemania quería cocinar un plato africano para mis compañeros de trabajo. Sabía que no iba a encontrar todos los ingredientes en un supermercado normal. Entonces investigué y encontré una Afroshop en la ciudad vecina. Me pareció como un paraíso. Allí encontré todo lo que quería y mucho más. Ahora voy allí a comprar a menudo. Eche un vistazo en su nuevo vecindario: en las ciudades alemanas también se encuentran muchas tiendas internacionales, por ejemplo: rusas, polacas, españolas, italianas, griegas, asiáticas y demás.


Carritos de supermercado:
muchos supermercados e incluso negocios más pequeños disponen de carritos de supermercado que ponen a disposición de sus clientes durante la compra. Hace algunos años se instauró un sistema para proteger estos carritos contra los robos. El procedimiento consiste en introducir una moneda de 1 euro, de 50 céntimos o un chip, con lo que liberaremos la cadenilla que une los carritos entre ellos. Una vez finalizada la compra podrá usted volver a encadenar el carrito y obtener la devolución de lo que dejó en prenda.

Sistema de envases retornables: en Alemania son frecuentes las bebidas con envases retornables. Eso significa que se paga una reducida cantidad por el envase al hacer la compra y posteriormente se recupera al devolverlo. El precio de la mayor parte de los envases no retornables, como latas y botellas de vidrio o PET está legalmente fijado en 25 céntimos. En el caso de los envases retornables, el precio es de 8 o 15 céntimos. Generalmente se pueden devolver los envases en cualquier establecimiento que venda la bebida con el envase en cuestión. Encontrará más información sobre el sistema alemán de retorno de envases aquí.

Mercados semanales:
los alimentos frescos como fruta, verdura o carne se pueden comprar en tiendas, pero también en mercados semanales. En el ayuntamiento le podrán informar acerca de los horarios y la localización de estos mercados.

Tiendas internet: cada vez se realizan más compras por internet en Alemania. Más de la mitad de los usuarios de internet compran bienes o servicios por este medio. No se preocupe si en alguna ocasión le envían algo que no le gusta o que esté dañado. Tendrá derecho a devolver el artículo en el plazo de 14 días, sin necesidad de justificación alguna. Para su mayor seguridad, especialmente en caso de tiendas internet desconocidas, es recomendable verificar lo expuesto en el pliego de condiciones. Encontrará más información aquí.

Comprar cosas usadas

Especialmente al principio de su estancia en Alemania, los mercadillos de segunda mano pueden ser una buena opción para las compras. En estos mercados encontrará a particulares y vendedores profesionales que venden objetos usados a precio reducido; desde piezas de vajilla hasta equipos estéreo o bicicletas. También puede ser interesante echar un vistazo a los anuncios de periódicos o publicaciones especializadas en ofertas, así como a bolsas de internet. Encontrará a particulares que le ofrecerán prácticamente todo lo que se puede necesitar cuando se acaba de llegar a Alemania. Tanto en los mercadillos como en el caso de los anuncios de ventas de particulares podrá negociar el precio. Estas son algunas de las pocas ocasiones en Alemania, en las que podrá hacerlo. En la mayoría de los casos el vendedor se avendrá a bajar algo el precio.

Horarios de apertura

Los establecimientos grandes, sobre todo en el casco urbano, abren por lo general de lunes a sábado entre las 10 y las 20h. Algunos supermercados no cierran hasta las 22 o las 24h. Los comercios más pequeños fuera de la ciudad en la mayoría de los casos abren de lunes a viernes hasta las 18h y los sábados hasta las 14 o 16h. Cada estado federado tiene su propia legislación en cuestión de horarios comerciales. Pero también fuera de estos horarios de apertura podrá usted hacer sus compras en Alemania. Las tiendas de las estaciones de tren, así como gasolineras y tiendas muy pequeñas, los “quioscos”, ofrecen alimentos y bebidas durante las 24h, también los domingos y días festivos.

Hasta cuatro veces al año se encontrará en muchas ciudades con los “domingos comerciales”. Durante estos días hay muchos negocios que abren de forma excepcional. De esta forma el público no solo puede dedicarse a hacer sus compras, sino que a menudo también podrán disfrutar de música en vivo y demostraciones artísticas en el centro de la ciudad.

El pago

En la mayoría de los establecimientos podrá usted pagar con dinero en efectivo, tarjeta de débito o tarjeta de crédito. Algunas tiendas pequeñas solo aceptan dinero en efectivo, otras aceptan las tarjetas de débito a partir de un valor de compra determinado. En las compras por internet se pueden realizar transferencias o pagar contra reembolso. Esto significa que entregará usted el dinero directamente al funcionario de correos o al suministrador en el momento de recibir la mercancía. Por cierto, aparte de la compra de adquisiciones de cierta envergadura como muebles o electrodomésticos, así como en el ámbito de segunda mano, en Alemania no es habitual negociar el precio en los comercios. El precio que figura en la etiqueta es fijo. Por otro lado, en el caso de compras de gran envergadura podrá usted solicitar que se le compense el desembolso realizado mediante el envío gratuito a su domicilio o una pequeña reducción del precio.

El impuesto de valor añadido

El Estado exige el 19 por ciento en concepto de impuesto de valor añadido sobre la mayor parte de los bienes que pueda comprar en Alemania. Para determinados productos, por ejemplo, alimentos básicos como la leche o el pan, para libros, periódicos, flores y objetos de arte existe una cuota impositiva reducida del 7 por ciento. No hace falta que tenga esto en cuenta cuando haga una compra, ya que los precios en establecimientos y restaurantes incluyen el impuesto.

La protección del consumidor

Las empresas alemanas otorgan gran importancia a la calidad de los productos y además están obligadas a respetar la legislación existente en materia de Protección del consumidor. En el caso de determinados productos está prohibido el empleo de ingredientes venenosos o cancerígenos. En especial, se controla la existencia de materias nocivas para la salud, en juguetes, materiales para tatuajes y artículos de cosmética. Las empresas están obligadas a verificar que sus productos estén libres de sustancias nocivas y que cumplan los requerimientos de calidad establecidos. Encontrará usted más información en la página web del Ministerio Federal de Alimentación, Agricultura y Protección de los Consumidores

Además, la UE ha puesto en pie una estrategia para asegurar la calidad de los alimentos. De esta forma se garantiza que las rigurosas normas de calidad en vigor, se aplican a los alimentos producidos dentro de la UE, así como también a los importados desde el exterior. Encontrará más información aquí.

Cada vez es mayor el número de personas en Alemania que de forma consciente eligen productos provenientes de la agricultura ecológica, es decir los productos bio. En caso de que le conceda usted especial importancia a una alimentación sana y a obtener productos de alta calidad, podrá tomar como referencia los sellos bio adheridos a los diferentes productos. El sello bio es una garantía de producción ecológica y trato adecuado a los animales. Encontrará productos en las tiendas bio, así como en supermercados.

Guía completa "Vivir en Alemania"

Download (PDF 586 KB)

Información disponible en el portal

Le mostramos dónde podrá dejar su dinero en buenas manos

Descubra la variada cocina regional

Paseos en bicicleta o partidos de fútbol: consejos para su tiempo libre

Información en la red

Oficina Federal de Migración y Refugiados

Opciones para las compras en Alemania (alemán, inglés, ruso, turco)

Unión Europea

Seguridad alimentaria en la UE (entre otros: alemán, inglés, español, francés)