5 razones

1. Potente

Economía dinámica
Alto poder adquisitivo, un ambiente innovador, distancias cortas en una densa red de transporte en el centro de Europa y mano de obra altamente cualificada: todo eso le ofrece tener su sede en Alemania.

Ciencia práctica y mano de obra bien formada son el entorno ideal para las innovaciones: así, Alemania se situó a la cabeza de Europa con 67.899 solicitudes de patentes en 2016. Gracias al poder adquisitivo europeo absoluto más alto con 1,6 billones de euros, en el año 2012 las nuevas ideas encontraron un mercado fácilmente.

Muchas de ellas procedían del sector de las pymes. Estas son las numerosas pequeñas y medianas empresas que caracterizan la economía de Alemania.

Además, la infraestructura de Alemania también le facilita la creación de un negocio: más de 230 000 kilómetros de carreteras, 37 000 kilómetros de red ferroviaria y una moderna red de telecomunicaciones llevan sus ideas y productos rápidamente a su destino.

2. Estable

Aquí sus ideas están en buenas manos
Quien pone en práctica sus ideas como empresario o empresaria en Alemania, puede esperar condiciones políticas y económicas estables. Además, tres corpus legislativos protegen el robo de ideas.

Inventos, logotipo de empresa o concepto: su propiedad intelectual goza en Alemania de una protección especial. Los derechos de autor, el derecho de patente y el derecho de marca aseguran el que seguramente sea su capital más valioso.

También la política económica le da prioridad a la protección de sus buenas ideas: así, el derecho regulador de la competencia se ocupa, entre otras cosas, de que los competidores no puedan presentar falsas afirmaciones sobre sus productos para ganarse a los clientes.

Alemania no solo asegura la libre competencia, sino también la libertad de sus ciudadanos y ciudadanas. La base de esto es el fundamento democrático de libertad: el pueblo elige a su parlamento mientras que la división de poderes del poder del Estado impide el abuso de poder.

Todo esto hace que la economía alemana sea tan estable: entre 2007 y 2011 aumentó el número de empleados en las pymes en aproximadamente 2,5 millones, a pesar de la crisis económica.

3. Cosmopolita

Su bagaje cultural le ayudará a conseguir clientela internacional
Usted no solo es experto en su especialidad. A diferencia de la mayoría de alemanes, usted también conoce a la perfección la cultura de su país de origen. Esto le ofrece ventajas con toda seguridad.

Alemania es un país de inmigrantes: solo en el año 2016 vinieron aquí más de 1,5 millones de personas de otros países; y la tendencia crece. Los inmigrantes tienen con frecuencia necesidades y deseos que usted seguramente conoce mejor que la mayoría de los alemanes. Quizás se le ocurra una idea de negocio potencial para usted.

Sus conocimientos de idiomas y cultura pueden ser la clave para relaciones de negocios internacionales. Más del 20 por ciento de los empresarios de pymes ya están activos en el extranjero. Quizás ya tenía contacto con alguna de estas empresas. Utilícelo para la creación de su negocio.

4. Servicial

Se le aconsejará y se le ayudará de manera profesional
Con su idea de negocio ya cuenta con la base más importante para su propia empresa. Un sinnúmero de consejos para la creación de una empresa en Alemania le muestran cómo puede empezar con éxito y dónde puede encontrar ayuda financiera para el inicio.

Todos los estados federados le ofrecen asesoramiento profesional de manera gratuita para montar un negocio. Además, encontrará una gran selección de iniciativas para crear una empresa. Estas le permiten establecer contacto con redes o pueden ayudarle en cuestiones económicas, por ejemplo. Los programas de fomento del Estado también ofrecen ayuda económica. Aquí encontrará una visión general al respecto.
También puede consultar a otros empresarios y empresarias internacionales que igualmente haya conocido a través de las redes de empresarios o de los organismos de asesoramiento.

5. Diversa

Forme parte de una sociedad diversa
Elegir Alemania también es elegir un país con alta calidad de vida, pero también lo hacen tan atractivo su cultura, la diversidad de personas y el apoyo a las familias.

En Alemania viven más de 10 millones de personas de diferentes países. Esta coexistencia de diferentes culturas y religiones se manifiesta, entre otras cosas, en una vibrante escena cultural y artística internacional. Además, el alto nivel de vida junto con una democracia estable garantizan una coexistencia pacífica.

Las familias son una parte importante de esta coexistencia: en Alemania viven más de ocho millones de familias. La política y la sociedad toman en serio sus necesidades. Así, los padres tienen muchas posibilidades para compaginar familia y trabajo: por ejemplo, los niños tienen derecho, en principio, a una plaza en la guardería desde el primer año de vida.

Cookies

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Más información