Trabajar en Alemania: La página web oficial
para profesionales cualificados

Desarrollo migratorio

La población de Alemania crece mediante la inmigración

Se ha divulgado que en Alemania se puede vivir y trabajar bien, por lo que Alemania es más atractiva que nunca como país de inmigración. Desde 1950 ha habido muy pocos años con más emigrantes que inmigrantes. Mediante cifras se pueden apreciar con facilidad los sucesos históricos más relevantes: la reunificación alemana, en 1990, sentó las bases para índices de inmigración elevados. El punto más alto se alcanzó en 1992 con 1 502 198 personas. El saldo positivo durante los años posteriores se atribuye a una posición coyuntural y a una estabilidad continua en el mercado laboral. Únicamente la recesión mundial en los años 2008 y 2009 pudo frenar ligeramente este desarrollo. En estos dos años, el saldo fue negativo por primera vez desde 1984. La brecha entre inmigración y emigración aumentó en los años 2010 a 2015. El elevado saldo positivo de migración de aproximadamente 1,15 millones de personas extranjeras en 2015 se atribuye sin duda a la elevada migración de refugiados, disminuyó a 634 807 extranjeros en 2016. Así que cada vez más personas vienen a Alemania para desarrollar sus carreras aquí.


El previsible vacío generado por la baja tasa de natalidad en Alemania puede ser llenado principalmente con los jóvenes inmigrantes que llegan a Alemania. En 2016, en Alemania vivían más de 82 millones de personas. La edad media era de 44,3 años. Así, las generaciones más jóvenes de Alemania no pueden sustituir a la generación de sus padres; es matemáticamente imposible. En 2016 la mayoría de los extranjeros procedían de Turquía, Polonia y Rusia. Mientras que los rusos y polacos eran 38,1 años más jóvenes de edad  promedio de los alemanes que vivían en Alemania, los turcos y los turcos eran, en promedio, mucho más jóvenes con tan solo 33,2 años. En comparación con los grupos europeos, es notable que las personas con antecedentes migratorios de Asia y África con una edad promedio de 32,1 y 28,9 años son aún más jóvenes. En 2016, alrededor del 75 por ciento de ellos tenían 45 años o menos.
Los jóvenes inmigrantes aún pueden estar bastante tiempo a disposición del mercado laboral alemán, reducir la falta de personal cualificado y contribuir al bienestar y al éxito económico del país. Para ello, es indispensable que dispongan de las cualificaciones necesarias.
 


Los inmigrantes están cada vez mejor cualificados

Cada vez hay más inmigrantes en edad de trabajar que cuentan con un título de educación superior. El perfil de los inmigrantes mejoró considerablemente desde hace algunos años. En el año 2005, el 13,6 de los inmigrantes con edades de 25 a 65 años tenían un título de educación superior. En 2016 la cifra era del 20,44 porciento, situandose así practicamente al mismo nivel que la proporción de personas de la misma edad (21,36 porciento) en Alemania. Es así que las cualificaciones de los y las inmigrantes ya no se distinguen de las cualificaciones de la población en Alemania. Las posibilidades que las y los titulados universitarios tienen para inmigrar son las razones que nos aclaran el aumento de la proporción de grupo de imigrantes que llegan a Alemania.

 

Desde la entrada en vigor de la ley de convalidación en el año 2012, los interesados en inmigrar y los ya presentes en el país tienen la posibilidad de convalidar sus títulos en Alemania. Este paso es imprescindible para inmigrantes no miembros de la UE que no posean un titulo de enseñanza superior y quieran obtener trabajo en Alemania. Los ciudadanos de la UE que trabajen en profesión regulada como médicos o abogados, también necesitan homologar su título para poder ejercer en Alemania.
Las posibilidades de éxito son muchas: en 2016 solo el 3,4% de las resoluciones de equivalencia fueron evaluadas como no equivalentes. De este modo, los inmigrantes tienen buenas perspectivas con respecto a la búsqueda de trabajo y el comienzo de su carrera en Alemania.


Unos 42 365 científicos/as internacionales trabajaron en centros de investigación alemanes en 2015. Resulta especialmente gratificante constatar que cada vez son más los investigadores procedentes de las llamadas disciplinas MINT (matemáticas, informática, ciencias naturales y tecnología), conocidas en español bajo las siglas STEM o CTIM, que encuentran el camino a Alemania. Entre 2012 y 2015, el número de científicos del ámbito de las matemáticas, las ciencias naturales y las ingenierías pasó de 20 627 a 24 498. Como emplazamiento industrial altamente especializado, Alemania necesita los conocimientos de estos investigadores para fortalecer su potencia innovadora y su competitividad internacional.


Mejora de las condiciones: concesión de permisos de residencia para inmigrantes cualificados

Muchas personas con alta cualificación llegan a Alemania para labrarse un futuro profesional. En este punto existen diferencias fundamentales, ya que los ciudadanos de la UE, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza disfrutan de acceso libre al mercado laboral alemán y no necesitan un permiso de residencia.

Por el contrario, los ciudadanos no pertenecientes a la UE requieren un visado. El número de personas pertenecientes a terceros estados que obtuvieron en 2015 el correspondiente permiso de residencia como profesionales altamente cualificados fue ligeramente superior a 28 000. Con excepción de la interrupción experimentada en el año 2013, que ha de atribuirse a la entrada de Croacia a la UE, cada vez se conceden más permisos de residencia a profesionales altamente cualificados. La «tarjeta azul UE» juega un papel poco significativo en esto. Su proporción es, con una cuarta parte, claramente mejorable. En el campo de las profesiones con carencia de profesionales, como ingenieros o médicos, la cantidad es todavía menor con un once por ciento. No obstante, el número de permisos concedidos va en aumento desde 2012.  

En cualquier caso, los empleados con oficios que por regla general precisan una formación de dos años, suponen la mayor parte de los permisos concedidos con alrededor de 19 000. Además, en el país de las ideas se concedieron en el año 2015 casi 2000 permisos de residencia nuevos para fomentar el autoempleo y 409 permisos a investigadores e investigadoras.


Una su familia

¡A Alemania le gustan los niños! Los empleados con permiso de estancia o de residencia en especial con «tarjeta azul de la UE» pueden traer consigo a su familia fácilmente, siempre que haya disponibilidad de espacio, que la manutención de la familia esté asegurada y que el cónyuge sea mayor de edad. En 2010 se aprobaron 40 000 visados para reunificación familiar. Esta cifra apenas ha variado entre 2010 y 2013. A partir del año 2014 se han registrado otra vez considerables incrementos en las cifras. Pues en el año 2015 fueron entregados cerca de 73 000 visados para reunificación familiar (Fuente: BAMF, 2016). La razón de este gran aumento fue, entre otras, las solicitudes de familiares sirios.


Los inmigrantes favorecen el crecimiento

La economía alemana crece, lo cual se puede ver mediante el desarollo del potencial de producción. El potencial de producción corresponde a la cantidad de todos los bienes y servicios producidos y depende fundamentalmente de tres factores: número de personas que producen dichos bienes y servicios, tiempo requerido para la producción y grado de productividad de los trabajadores y las máquinas utilizadas. La inmigración de carácter laboral repercute positivamente en el potencial de producción a través de dos vías: por un lado, la inmigración hace que aumente la cantidad de mano de obra y se puedan producir más bienes y servicios; por otro, las investigaciones demuestran continuamente que los inmigrantes de trabajo están mejor cualificados que los trabajadores nacionales por término medio y, por tanto, aumentan la productividad laboral. El Consejo de Expertos Evaluadores para el Desarrollo Macroeconómico ha estimado en un cálculo modelo que la migración general tendrá efectos claramente positivos a medio plazo en el crecimiento del potencial de producción durante los próximos años. Si se tienen en cuenta exclusivamente los inmigrantes cualificados para realizar las estimaciones pertinentes, el resultado es aún mejor.
 

Los inmigrantes viven principalmente de sus propios ingresos

El argumento de que los inmigrantes vienen a Alemania con el objetivo principal de aprovecharse de su atractivo sistema social está ampliamente extendido entre los detractores de la inmigración. En esta línea, estas personas presuponen que los inmigrantes que viven en Alemania aseguran su sustento fundamentalmente con las ayudas del Estado. Sin embargo, este argumento no se sostiene si nos atenemos a las estadísticas. La realidad es que, en 2016, los inmigrantes financiaron la mayor parte de su sustento con los ingresos procedentes de su actividad laboral (49 por ciento). Las aseguraciones del sustento mediante el subsidio de desempleo solo supusieron la fuente principal de ingresos para un nueve por ciento de los hogares aproximadamente. De este modo, las fuentes de ingresos de los inmigrantes no son muy distintas a las de la población total: en este caso, el 45 por ciento se gana el sustento con una actividad profesional, y, alrededor del cuatro por ciento, gracias al subsidio de desempleo.

Información en la red

Bundesministerium des Innern, für Bau und Heimat

Migración laboral en Alemania (alemán, inglés)

Folleto «Bienvenido a Alemania» Información para inmigrantes (alemán, inglés, francés, español y otros)

Correo electrónico

Envíenos sus dudas sobre trabajar y vivir en Alemania en alemán o inglés. Le responderemos lo antes posible.

Escribir un correo

Chat

En nuestro chat puede hacer sus preguntas a nuestros especialistas en directo, en alemán o inglés, de forma rápida y sin registrarse.

Entrar al chat

Línea directa

En nuestra línea de atención telefónica recibirá asesoramiento personal en alemán e inglés. Estaremos encantados de atender su llamada.

Ir a la línea directa

Preguntas frecuentes

Aquí encontrará respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la vida y el trabajo en Alemania, así como sobre nuestra página web y organismos colaboradores.

Leer las preguntas frecuentes

Contacto

Esta página web utiliza cookies. Si usted continua navegando por nuestra página web, suponemos que otorga su consentimiento. 
 Más información